Sebastian Nelson

  • alt

    Podemos comenzar a tomar las mejores decisiones en nuestra vida cuando descubrimos que a cada momento, con nuestro pensar, sentir y obrar, la vamos creando.

    Lic. Claudia Sirito

  • alt

    Cuando comprendemos nuestro objetivo de vida, cuando descubrimos para qué estamos en este mundo, aquello extremadamente doloroso, comienza a perder fuerza y a cobrar sentido…

    Lic. Claudia Sirito

  • alt

    Cada experiencia de vida es una oportunidad valiosísima para hacer uso de nuestras propias herramientas que traemos de encarnaciones anteriores. Nuestra familia, entorno social y época, serán los más apropiados para facilitar el crecimiento exitoso de nuestra alma

    Lic. Claudia Sirito

  • alt

    Estás invitado a esta experiencia… La ciencia occidental se sincroniza con la sabiduría ancestral…

Bienvenidos!

La Terapia de Vidas Pasadas o Terapia de Regresión es una herramienta psicoterapéutica que nos ayuda a recuperar nuestra plena salud emocional, física y espiritual, despertando nuestras habilidades latentes para la sanación y para el disfrute.

Nos permite descubrir el propósito que da lugar a cada acontecimiento importante en nuestras vidas.

Paradigmas

En los últimos años, la ciencia ha avanzado a pasos agigantados en lo referente al conocimiento de cómo funciona el cerebro humano y sus interrelaciones con el resto del cuerpo. Hoy, la neurociencia sostiene, (acerca de los procesos mentales tales como las emociones, los pensamientos), que son “emergentes” del funcionameinto cerebral, es decir, son el resultado de la compleja interconexión neuronal. No puede aún considerar la existencia de una “consciencia” sutil, no material (como filosofías orientales sí lo consideran posible), porque no cuenta con la tecnología suficiente como para ahondar en estos procesos sutiles que hacen a un ser humano como tal.

La ciencia actual se maneja dentro de este paradigma al que suele denominárselo: “emergentista”. Probablemente, los marcos conceptuales que más nos acerquen a la verdad, se encuentren aún en plena elaboración.

Coincidimos con la afirmación del actual Dalai Lama: “…En la ciencia se explican los fenómenos según el paradigma de que no se acepta la existencia de la mente separada del cerebro. No obstante, la cuestión de que todas estas experiencias (se refiere a las experiencias de recuerdo de vidas anteriores, la clarividencia, etc.) se puedan explicar dentro de un paradigma, todavía se está por resolver.” (*)

Es de necesidad que la ciencia humana reconozca que aún no se ha inventado una máquina que pueda estudiar y medir la consciencia en su totalidad. Esto nos habla de sus limitaciones, y de la imperiosa necesidad de expandir sus horizontes de estudio.

La existencia de determinados fenómenos que no pueden ser explicados lógicamente desde un determinado marco conceptual, evidencia claramente las falencias de éste, y la necesidad de apertura a nuevas investigaciones.

 

Lic. Claudia Sirito

 

 

 

(*) “La Salud Emocional”, de Daniel Goleman; Edit. Kairós; 1997.