PDF Imprimir E-mail

Y puedo seguir compartiendo aquello que fue movilizándome a medida que avanzaba en la carrera de Psicología…

En todo momento buscaba diferentes y nuevas explicaciones a ciertos discursos, valiosísimos, pero que a la vez sentía con ciertos límites que no me permitían comprender un sinnúmero de fenómenos propios de la esencia humana.Ya recibida necesité interiorizarme en la atención clínica, el trabajo con cada persona y cursé en la ciudad de Buenos Aires esta especialización. Cuando finalizo mi Concurrencia en Clínica comienzo mi entrenamiento en Terapia de Vidas Pasadas con el Dr. José Luis Cabouli.

Ya en los primeros años de la facultad había decidido entrenarme en TVP. Había llegado el momento… Y estaba en plena gestación de mi primer hijo. De hecho, José Luis decidió por primera vez trabajar con regresiones con una mujer embarazada. ¡Allí estábamos! dispuestos a  trabajar  y a sanar uno de mis miedos más intensos. Tomamos una buena decisión. Pudimos hacer un hermoso trabajo de liberación. Ya lo compartiré en otro espacio de encuentro, sin duda.

La primera vez que escucho mencionar el nombre de Foster Perry fue en este entrenamiento con J. L. Cabouli, y en este espacio comienzo a aprender  algunas técnicas de sanación chamánicas.  Corría el año 1998. Me asombraba la efectividad de estas técnicas y la rapidez en que se resolvían viejas problemáticas enraizadas en el sujeto allá a lo lejos en el tiempo…Comencé a investigar el campo del Chamanismo, a través de la lectura en un primer momento, y luego, participando de Talleres vivenciales y diversos entrenamientos.

Se van abriendo nuevos universos en cada temática que descubrimos…Desde siempre me han fascinado los mecanismos que hacen al funcionamiento saludable del cuerpo físico,  de qué manera determinadas emociones y pensamientos ejercen su acción sobre cada uno de los sistemas de nuestro organismo. Ello me llevó a decidir interiorizarme más y cursar  el Master en Psiconeuroinmunoendocrinología en la Universidad René Favaloro (Bs. As.). En los años ´70 el Dr. Robert Ader, por “casualidad” descubre que el sistema nervioso se conecta directamente con el sistema inmunológico. ¿Esto qué significa? Que nuestro bagaje de emociones, nuestro estado de ánimo, nuestro “rumiar” determinado tipo de pensamientos, positivos o negativos, ejercen directamente su acción sobre el funcionamiento óptimo o no de nuestro cuerpo, de los sistemas endócrino, inmune, nervioso y psíquico.

Hoy ya sabemos que la Terapia de Vidas Pasadas, los efectos que genera en un sujeto, en el restablecimiento de su salud integral, tiene su explicación científica. Las neurociencias hoy nos permiten comprender los mecanismos que hacen posible estos cambios radicales que suelen producirse y también nos permiten comprender la efectividad del trabajo con técnicas chamánicas.

Saben que resido y trabajo en Buenos Aires (Argentina), pero suelo viajar a distintas ciudades, del país y del mundo. Espero encontrarlos en algunas de las conferencias libres y gratuitas que suelo organizar, hablando de la TVP, de la salud y la espiritualidad, de la inteligencia emocional, de sabiduría ancestral…Y los invito también a los Talleres Vivenciales que organizo durante todo el año. Pueden contactarse para recibir la información que deseen.

El trabajo continúa…

Un abrazo.

Lic. Claudia Sirito

Última actualización el Viernes, 07 de Febrero de 2014 17:05